5 películas que un Community Manager debería ver

¿Qué cualidades debería reunir un buen Community Manager (CM)? Aunque no existe un consenso universal, sí parece existir cierto grado de acuerdo en que los atributos deseados serían: habilidad para la comunicación, una creatividad desbordante, resolución en la toma de decisiones, generar empatía y capacidad de organización.

Si eres CM y reúnes estas cualidades, ¡enhorabuena! Si no, piensa que una de las mejores formas de aprender es a través del ejemplo. O en cabeza ajena. Pero es necesario estar receptivo; y para activar nuestra capacidad de atención nada mejor que el envoltorio de un argumento cautivador.

Cinco películas que te enseñarán a actuar como el CM ideal. Y, como lo fácil era recurrir a películas de ciencia ficción, para hacerlo más emocionante, he decidido optar por cinco películas de géneros dispares: comedia, intriga, acción, drama y suspense.

1. In the Loop, de Armando Ianucci (Reino Unido, 2009).

Humor británico en una comedia política sarcástica sobre los entresijos del poder. Nuestro protagonista es un miembro del gobierno británico, con aspiraciones a primer ministro, que mete la pata con un comentario desafortunado sobre una “impredecible” guerra en Oriente Medio. A partir de ese momento, se verá en la obligación de desdecirse sin confirmar ni desmentir las posibilidades reales de un conflicto… para desesperación de sus ayudantes, incapaces de contener la torpeza verbal de su jefe.

2. Nueve reinas, de Fabián Bielinsky (Argentina, 2001).

Dos estafadores de poca monta, no como si trabajaran en banca, sobreviven sin trabajar. Y en su camino se cruza una oportunidad de esas que no se deben dejar pasar. Aunque la película no tiene desperdicio, la mejor parte tiene lugar al comienzo de la misma, cuando los dos acaban de conocerse y cada uno demuestra su talento al otro para engañar al prójimo.

3. Oldboy (Oldeuboy), de Chan-wook Park (Corea del Sur, 2003).

Seúl, 1988. Un hombre es secuestrado en plena calle. Durante quince años permanece en cautivero con un televisor como único contacto con cualquier otro ser humano. Después, es liberado. En ese momento, recibe una llamada de su secuestrador. Dispone de cinco días para responder a dos preguntas: por qué fue secuestrado y por qué fue liberado. Esta película expone magistralmente cómo las decisiones que tomamos no solo nos afectan a nosotros, sino también a las personas expuestas a sus consecuencias.

4. Lantana, de Ray Lawrence (Australia, 2001).

Aparentemente, esta película trata sobre la investigación de un homicidio. Pero esta circunstancia no deja de ser un macguffin para el desarrollo de la historia. En realidad, trata sobre lo difícil que es establecer relaciones entre seres humanos, comunicarnos abiertamente y ser capaces de ponernos en la piel del otro.

5. Memento, de Christopher Nolan (EE UU, 2000).

La más conocida de las películas que estoy recomendando, probablemente. El protagonista sufre un daño cerebral que le impide generar recuerdos nuevos. La lesión se produjo durante el asalto a su casa por parte de unos ladrones, que terminó en la muerte de su esposa. Desde entonces, busca a los culpables. Para sustituir a su memoria, emplea una Polaroid y se ha tatuado en el cuerpo todos los detalles relevantes de la investigación. Si esta película no te enseña la importancia de planificar y ser meticuloso, nada lo hará. Porque, además cuenta con el estilo narrativo de la historia, contada simultáneamente dos veces: de atrás hacia delante y de delante hacia atrás, hasta que se alcanza un punto de convergencia y todas las piezas encajan como en un puzle.

¿Quieres mejorar tu comunicación, tu creatividad, tu carácter resolutivo, tu empatía o tu capacidad para organizarte? La respuesta está en tu pantalla. ¡No te pierdas estas películas!

   Miguel R. Fernández

 

 

Anuncios